Formentera es la isla más pequeña y la más paradisíaca de todas las Islas Baleares, por lo que recorrerla en moto es una muy buena opción para sentir la libertad, fácil movilidad, tranquilidad y disfrutar sin prisas de todos sus paisajes.

Sus playas de finas y blancas arenas y sus aguas turquesas y transparentes son de las más famosas de toda Europa y nada tienen que envidiar al caribe. Sus Calas albergan tranquilos y mágicos rincones que todos desean conocer. Sus pueblecitos autóctonos con los puestecitos, la pequeña iglesia en la plaza y los bares de los hogareños son una muy buena opción para hacer una paradita y deleitarse con alguna tapa, comida típica o un simple aperitivo. El bello paisaje de los campos de centeno con sus emblemáticas higueras y blancas casitas rodeadas de los típicos muros de piedra donde habitan la mayoría de gente autóctona son dignos de admirar entre otras muchas cosas.

Así que Rent a Car San Fernando aconseja y ofrece conocer la isla que dando un tranquilo paseo en alguna de sus scooter para recorrerla de punta a punta visitando todos y cada uno de sus escondidos y fantásticos rincones.

Qué hacer 1 día en moto por Formentera

Podemos empezar la visita en moto yendo a la famosa Playa de Illetas, donde darse un chapuzón o un buen baño en sus limpias y transparentes aguas y tomar un rato el sol para irse bien moreno que es lo que más atrae a los turistas. Pero no hay que quedarse solo con eso hay que seguir recorriendo la isla e ir a conocer las Calas como Cala Saona, Cala Embaster, Es Caló des Mort … donde se puede disfrutar de un rato de tranquilidad y ver unos paisajes fantásticos. La isla consta de una carretera principal que atraviesa la isla de una punta a la otra pero luego hay diferentes caminos, muchos de ellos estrechos y sin asfaltar, donde la moto puede ser muy buena opción y muy accesible a todos estos entrañables lugares. Nos irá dando el aire fresco en la cara mientras nos deleitamos de todos los paisajes que vamos encontrando y donde nos iremos parando para grabarlos en nuestra memoria.

Por supuesto, parada imprescindible con la moto en el Mirador de La Mola, la subida a la parte más alta de la isla. Desde el Mirador la vista en inmejorable, puede verse casi toda la isla, como el mar la envuelve por los dos lados estrechando la parte media de la isla, así que sitio espectacular donde sacar maravillosas fotos de recuerdo.

Y finalmente llegamos a La Mola la parte más alta de la isla con el pueblecito más pequeño y peculiar de todos, donde los domingos podemos disfrutar del famoso mercadillo artesanal y también deleitarse de algún plato típico en los diferentes restaurantes locales que encontramos.

Daremos la vuelta en el Faro de La Mola donde apreciamos el gran acantilado y los días de mucha calma igual llegamos a divisar la isla de Mallorca. Y a la vuelta podemos aparcar la moto en alguno de los parkings de Es Caló y visitar el puertecito de embarcaderos y tomar algo en alguna de sus fantásticas terrazas.

Si aún nos quedan ganas podemos hacer la última parada en Cala Saona o directamente desde el Puerto de La Sabina (punto de salida de la isla si hemos venido desde Ibiza sólo a pasar el día) ambos sitios están en la parte más Oeste y desde donde se puede disfrutar de una espectacular puesta de sol para bordar el día en Formentera.

Rent a Car San Fernando, la mejor empresa de alquiler de motos en Formentera puede ayudarte a planear un día así de fantástico como el que acabamos de contarte con su gran gama de motos. Nuestros expertos dependientes pueden asesorarte y aconsejarte según la compañía, gustos y necesidades que tengas.